Marie Harel inventó el queso Camembert

Hoy se celebra el 256 aniversario de Marie Harel, la inventora del queso Camembert, dicho sea de paso, uno de mis favoritos.
Marie Harel pasó a la posteridad no sólo por haber inventado uno de los productos lácteos más conocidos del planeta. La historia de la invención del queso camembert está profundamente ligada a una historia de amor imposible.

La historia tiene su inicio cuando una fría mañana, porque en Francia todas las mañanas son frías, en la pequeña localidad de Camembert hizo su aparición un sacerdote llamado Claude Blaise, que venía escapando de las guillotinas de la Revolución Francesa y de buenas a primeras flechó a Mari Harel, que para ese entonces comenzaba a transitar el duelo de la repentina muerte de su marido.


Se trató de un amor ilegítimo, a los ojos de Dios, pero tan verdadero como breve. Y de este desenfreno nació el Camembert, porque el sacerdote era un maestro del queso Brie, técnica que Marie aprendió de él y aprovechó para fusionar con sus quesos. El resultado fue un queso completamente nuevo.

Cuando Marie Harel se presentó con sus creaturas en el mercado regional, deslumbró a los expertos y maestros queseros.

Hoy Google le dedicó un doodle. Miralo acá abajo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *