Cuatro obras de Duchamp

First painting by Duchamp

First painting by Duchamp

Con tan sólo 14 años de edad, Marcel Duchamp, influenciado por el impresionismo, realizó sus dos primeros óleos. Este es uno de ellos. Representa un paisaje de Blainville, el pequeño pueblo francés en el que nació. Corría el verano de 1902.

 

Desnudo bajando una escalera (1912) Duchamp

Desnudo bajando una escalera (1912) Duchamp

En 1912, Duchamp presentó en Paris, sin poder evitar cierto escándalo, una de sus obras más conocidas: Desnudo bajando una escalera. Los primeros coqueteos de Duchamp con el cubismo habían sido “Sonata” y “Retrato de jugadores de ajedrez”. Nunca hay que perder de vista la influencia de los avances de la fotografía que venía pegando fuerte en el universo de los artistas: basta con recordar los estudios de Eadweard Muybridge, al probar las capacidades de la cámara para fijar el movimiento, en especial en el que registra el paso a paso de una mujer desnuda al bajar una escalera…

Fuente

Fuente

En 1917, Duchamp armó e instaló la bomba que haría volar por el aire el paradigma del arte del siglo XX, y sus alrededores, con una onda expansiva que parece no tener fin aún en nuestros días: Fuente. Esta obra no necesita mayor presentación, salvo destacar, algo que suele pasarse por alto y es que Duchamp adjudicó el urinario a un tal R. Mutt. El antecedente de “Fuente”, había sido “Rueda de bicicleta”. Estas dos obras son las que inauguran el movimiento, largamente practicado, conocido como Ready Made. Quizá el ready made más revulsivo producido por Duchamp haya sido L.H.O.O.Q., en 1919, en el que interviene una reproducción de La Mona Lisa, al añadirle unos bigotes e incluir la leyenda L.H.O.O.Q. (que significaría Elle a chaud au cul o Ella tiene el culo caliente).

marcel-duchamp-le-grand-verre
El gran vidrio, o La marièe mise à nu pair ses célibataires

Esta obra, realizada entre 1915 y 1923 sea quizá una de las mayores genialidades de Marcel Duchamp.  El hecho de fecharla sea quizá un procedimiento fútil en esta pieza, porque es una obra viva. Más allá de la utilización de los materiales, las técnicas empleadas o los temas representados, El gran vidrio es revolucionario al trastocar el concepto de obra cerrada, porque el título original (La novia desvestida por sus solteros) fue mutando y registrando diferentes incidentes, como la rotura del vidrio durante una relocalización de la pieza, ante lo cual Marcel agregó la palabra “rota” al final del título original. Otra vez, la obra sufrió el encierro en un depósito y se llenó de polvo; de nuevo, Duchamp, en lugar de limpiarla, decidió barnizarla para fijar el polvo y luego adaptó el título…

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *