Cocinar arroz blanco perfecto

Cocinar arroz puede parecer muy fácil, pero lo cierto es que aquellos que tienen poca experiencia en la cocina suelen tener serios problemas. Lo más común es que al cocinar arroz quede hecho un masacote informe o que los granos se peguen en el fondo de la olla. ¿Cómo hacer que el arroz blanco no se pase? ¿Cómo hacer que los granos de arroz queden separados?

A continuación instrucciones sencillas para cocinar arroz blanco perfecto.

Los ingredientes (para 4 porciones)

  • Arroz blanco: 1 taza grande
  • Agua: 2 tazas grandes
  • Aceite: 2 cucharadas
  • Sal: 1 cucharada

El cálculo

Al momento de cocinar arroz se suele calcular un pocillo de arroz por persona (o un puño colmado). Una taza grande equivale a cuatro pocillos chicos.

Tiempo de cocción: 20 minutos.

Las proporciones

La proporción entre agua y arroz para que quede perfecto es el doble de agua que arroz: 1 taza de arroz, 2 de agua. ¡Esto es ley! Si los comensales van a ser más o menos, entonces debes usar la vieja y sabia lógica matemática. Dos porciones: ½ taza de arroz, 1 taza de agua. Seis porciones: 1 y ½ tazas de arroz, 3 tazas de agua. Etc.

El paso a paso

  1. Pon el agua a hervir en una olla, agrega el aceite, la sal y por último el arroz. Fuego fuerte. Olla destapada. Revuelve una o dos veces. ¡Qué hierva!
  2. Deben pasar cinco minutos hirviendo. No te alejes demasiado: son sólo cinco minutos. Puedes aprovechar para practicar tus patadas de karate.
  3. Si todo va bien, el agua debería haberse evaporado casi por completo, pero no del todo. Recién, entonces, pon el fuego al mínimo y tapa la olla.
  4. Con olla tapada y fuego mínimo, deben pasar quince minutos. Ten paciencia, mi pequeño saltamontes. Prueba. ¿Está listo?
    Si le falta, deja el fuego a mínimo, tapa la olla y espera otros cinco minutos.
    Si le falta muy poquito apaga el fuego, tapa la olla y espera un par minutos.
  5. Cuando esté listo: colamos y lo pasamos por agua fría para evitar que siga cociéndose con el calor residual.

Alguno trucos y variantes

Para que quede al dente: agrega, luego de los cinco minutos de hervor, unas gotas de limón.

Para darle un toque de sabor: agrega al agua una hoja de laurel.

Para que quede sabroso: momento antes de servir podemos calentarlo con un poco de manteca o aceite de oliva. ¡Oh, sí!

Para ensaladas: previo a la cocción, hay que lavar el arroz. Se recomienda pasar el arroz crudo entre cinco o seis veces por agua para eliminar el almidón de los granos y de ese modo evitar que queden pegajosos.

¡Disfruta!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *